Taller de cerámica

Vive una auténtica experiencia cerámica en la que la historia y la magia serán las protagonistas.

  • Visita con guía oficial profesional durante toda la experiencia.
  • Entradas y visita al Museo de Cerámica de Manises.
  • Asesoramiento y ayuda en todo momento de un artesano.
  • Instrucciones para trabajar en las dos partes del taller.
  • Materiales necesarios para el taller.
  • Degustación de productos locales.
  • El cuenco que cada uno haya pintado que se llevará como recuerdo del taller de cerámica.

Taller de cerámica

Con este taller de cerámica se hace un recorrido muy interesante por la historia de Manises y su tradición cerámica para finalizar con una experiencia única.

Tradición cerámica de Manises

La tradición cerámica de Manises viene de siglos atrás. Es en el siglo XIV cuando se introduce la cerámica de reflejo importada por musulmanes procedentes de Andalucía. Más tarde el conocimiento de su cerámica en tonos dorados y azules se expande a toda Europa y es tendencia entre las clases más altas de la nobleza y del clero y entre reyes y reinas. Los castillos y palacios de Europa se adornan con piezas cerámicas de Manises y Paterna y hasta el Vaticano sucumbió a tan imponentes obras.

Visita al Museo de Cerámica de Manises

Para conocer su gran patrimonio cerámico visitamos el Museo de Cerámica. El museo está ubicado en una casa señorial del siglo XVIII que aporta también valor a la visita. En él se hace un paseo a través de la historia desde el siglo XIV hasta el siglo XX. Destaca sobre todo la cocina-comedor que se halla en la primera sala y que se corresponde con la original del siglo XVIII que tenía la casa.

Paseo Barri d´Obradors

De camino al taller de cerámica damos un paseo por el Barri d´Obradors de Manises. Este barrio ha albergado durante siglos la mayor parte de la producción cerámica de Manises. Entre sus calles y plazas se encontraban la mayor parte de fábricas de producción de cerámica. No son muchas las fábricas que permanecen en pie pero este paseo nos permite vivir por unos instantes lo que fue aquella tradición tan sobresaliente.

Taller de cerámica

El Barri d´Obradors nos lleva a la última parada del recorrido: el taller de cerámica. Si pasas por la puerta no se te ocurriría que ese es el lugar en el que se produce la magia.

Se trata de un taller profesional, en el que sus artesanos trabajan día a día creando y produciendo auténticas obras de arte. De hecho ha trabajado con los mejores chefs Estrella Michelín diseñando y proporcionando obras únicas hechas a medida para sus restaurantes. Su dueño y artesano no para de cosechar éxitos gracias a su esfuerzo y trabajo y también gracias a su pasión por la cerámica que transmite a todo el que tiene a su lado.

Además es un taller en el que se trabaja la cerámica desde un punto de vista diferente ya que apuesta por la vanguardia y nuevas tendencias. Su artesano lleva la cerámica al límite trabajando con técnicas diferentes y estudiando nuevas formas de trabajar con ella.

Una vez que conocemos la «teoría» toca ya ponerse manos a la obra para experimentar con la cerámica. Queremos que la toques, que la sientas y que dejes tú propia huella.

El taller de cerámica consta de dos partes: el modelado y la técnica rakú.

Modelado

En la fase del modelado se manipula una pieza o trozo de «barro». Es importante saber que es barro de la zona y por lo tanto el que se ha usado dese hace siglos para confeccionar la cerámica de Manises. El objetivo es dejar que nuestra imaginación y creatividad hablen por nosotros mismos y transmitirlo a la pieza que estamos modelando. Sentir el «barro» en tus propias manos permite conocer mucho mejor lo que cuesta dar a una pieza la forma que uno desea. Nos ayuda a ponernos en la piel del artesano por unos minutos y sentir lo que el artesano siente cuando está trabajando y creando.

Es muy satisfactorio ver que cada uno tiene algo que contar y que cada pieza es única y tiene valor.

Técnica Rakú

La técnica del rakú es esencialmente una técnica que se desarrolló en Japón y que va relacionada con la ceremonia del té. Y es que era tradición que en las reuniones de maestros budistas Zen los invitados bebieran el té en sus propias tazas que ellos mismos elaboraban y decoraban con óxidos. Tras una monococción de unos minutos en un horno de leña ya podían disfrutar de sus propias tazas.

Además esta técnica coincide con los principios y creencias Zen ya que en ella confluyen los cuatro elementos de la naturaleza: tierra, agua, aire y fuego.

Primero pintamos unas piezas de cerámica con distintos óxidos. Al igual que en el modelado, en esta parte la creatividad e imaginación harán que tu pieza sea única.

Una vez las hemos pintado se introducen en un horno a leña. Es ahí cuando, al confluir los cuatro elementos: tierra, agua, aire y fuego, se produce la magia.

Al sacar las piezas del horno descubriremos un resultado inesperado. Esa pieza será el mejor recuerdo que se podrán llevar de esta experiencia cerámica y de este taller de cerámica en Manises.

Degustación de productos artesanos locales

El taller de cerámica queda completo cuando lo combinamos con la rica gastronomía de la zona. Un horno de la zona es el responsable de que los grupos que hacen el taller se queden también maravillados con la rica gastronomía local. Se sirven productos artesanos junto con bebidas que se degustan mientras se terminan de cocer las piezas cerámicas que se han pintado.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *