Taller de Agua de Valencia y Ruta de la Naranja

Conoce y experimenta con uno de los símbolos de Valencia: la naranja. De la tierra a la mesa.

  • Visita con guía oficial durante la “Ruta de la Naranja”.
  • Entrada al Almacén de Ribera.
  • Entrada al Palacio del Marqués de Montortal.
  • Visita guiada al Huerto de Naranjas.
  • Asesoramiento y ayuda en todo momento para realizar el cóctel de Agua de Valencia.
  • Recolecta de naranjas en el huerto.
  • Resto de ingredientes y materiales necesarios para la elaboración del cóctel de Agua de Valencia.

Taller de Agua de Valencia y ruta de la naranja

Conoce uno de los símbolos que más identifican a Valencia: la naranja. Lo haremos a través de la Ruta de la Naranja y de un taller de Agua de Valencia.

Para ello nada mejor que meterte entre naranjos y recolectar tú mismo las ricas naranjas cultivadas.

Primero un poco de historia

Empezaremos, al igual que con otras experiencias en Valencia, con la parte más teórica.

La naranja amarga

Para poder conocer el historia de la naranja nos vamos a trasladar hasta el lugar conocido como “la cuna de la naranja”, a la localidad de Carcaixent.

Haremos un viaje en el tiempo para saber cuál es el origen de la naranja valenciana tal y como la conocemos hoy en día.

Por un lado hay que destacar que el origen del cultivo de la naranja se remota a tiempos árabes con la naranja llamada “naranja de Sevilla”. Pero aquella naranja distaba mucho de la actual, procedente de Asia. Era una naranja amarga. El cultivo de naranjas estaba más relacionado con la decoración de patios y por el perfume que desprendía el azahar.

Aunque hay documentos que afirman que ya se conocía la naranja en nuestra tierra desde el siglo V proveniente de África.

La naranja dulce

La naranja dulce llega al sur de España en el siglo XVI. Pero su cultivo no está relacionado con grandes extensiones de cultivo para su exportación y explotación agrícola. No obstante en los siglos XVII y XVIII algunos documentos testifican grandes exportaciones peninsulares de naranja procedentes de Sagunto y Xàtiva.

Exportación de la naranja

Pero tenemos que trasladarnos al Carcaixent del siglo XVIII para llegar al verdadero origen de la exportanción de naranjas en la Comunidad Valenciana. Viajamos hasta 1781, con tres hombres ilustres: el sacerdote Vicente Monzó Vidal junto con Jacinto Bordí (boticario) y Carlos Maseres (notario y escribano). Los tres introducen el primer cultivo de naranjos con fines meramente comerciales. Adaptaron el terreno de secano de la zona perforando pozos y permitiendo también el regadío a través de norias o balsas de riego.

Desde entonces y gracias a la mejora de las redes de transporte y vías de comercialización la exportación de naranjas fue aumentando constantemente. El cultivo de naranja y su exportación llega a su punto álgido en el siglo XIX. Además su cultivo se va extendiendo por todo el territorio valenciano, a lo que contribuyó también la caída del precio de la vid a finales del siglo XIX.

Pese a algunos altibajos tras las dos Guerras Mundiales y la Guerra Civil somos uno de los principales exportadores de naranjas de calidad de todo el mundo. Pero se plantean nuevos retos debido a la competencia de precios lo que hace que el consumo nacional no sea el principal.

Empieza la visita

Almacén de Ribera

Este almacén se remonta al siglo XIX. Recordemos que este siglo es un punto álgido para la exportación de naranjas.

Está situado junto a la estación de ferrocarril que data del mismo período.

El Almacén de Ribera es un edificio modernista símbolo de la arquitectura industrial ligada a la producción de naranjas. Construido principalmente de ladrillo, hierro y cristal. Los vanos de las fachadas y a lo largo de la parte superior del cuerpo central permiten el paso de mucha luz al interior.

Con la visita a este almacén podemos hacernos una idea de cómo se trabajaba en aquella época. También de la importancia que tenía el cultivo de la naranja en la economía local.

Visita al Palacio del Marqués de Montortal

Este palacio es también conocido como el Palacio de la Marqueseta, refiriéndose a Mª Antonia Talens Mezquita (hija del Marqués de la Calzada). A Mª Antonia se le considera como una auténtica heroína en la población por los sucesos acontecidos ante las tropas francesas durante la Guerra de Independencia.

La construcción del palacio se debe a la riqueza sedera de la zona. Recordemos que Valencia vive su siglo de oro en el XV gracias a la producción de seda (puedes conocer más a través de nuestra Ruta de la Seda con Taller de Seda en Valencia). Carcaixent sufre un gran crecimiento económico en el siglo XVI gracias al cultivo de la morera, ligado con la seda. En el siglo XVIII sería el núcleo principal de la seda en toda la comarca de la Rivera del Júcar.

De este palacio neoclásico del siglo XVIII cabe destacar la cocina de la primera planta. Uno de los últimos ejemplos notables de cocina neoclásica valenciana. Sorprenden sus paneles cerámicos que proporcionan mucha información sobre la forma de vida de la época a través de escenas costrumbristas.

Así mismo, en las diferentes dependencias del palacio encontramos obras pictóricas en paredes y techos.

Del campo a la mesa

Descubrimos el huerto de naranjas

Una vez que hemos paseado por la población de Carcaixent, salimos del centro para adentrarnos en el huerto donde se cultivan las mejores naranjas.

Nuestro destino se encuentra muy cerquita de Carcaixent, a apenas 10 minutos en coche en un agradable paseo por la zona de huerta.

Una entrada espectacular nos lleva directamente a la construcción principal de este huerto: el palacio señorial donde se alojaba el propietario. En torno a la casa se distribuyen hectáreas y hectáreas de cultivo dedicado a la naranja, como no podía ser de otro modo.

Este huerto típico valenciano data del siglo XIX. Durante la visita se conocerá el origen y la historia de este huerto, ligado al origen de la exportación comercial de la naranja. Paseando a través de sus naranjos el guía nos explica cómo el huerto ha ido adaptándose a los avatares del tiempo. Este huerto, dedicado desde hace unos 150 años al cultivo de la naranja, es el mejor lugar para llevar a cabo esta Ruta de la Naranja y Taller de Agua de Valencia.

Además también se puede disfrutar de un típico huerto monumental del siglo XIX. Las vistas desde este huerto hacia la comarca son espectaculares. Un manto de cultivo y de huerta se extiende ante nuestros ojos.

Taller de Agua de Valencia

Una vez se ha realizado el recorrido completo por el huerto junto con el guía, comienza la actividad del Taller de Agua de Valencia.

¿Qué es el Agua de Valencia?

El Agua de Valencia es un cóctel que surgió hacia finales de los años 50 en un local de Valencia. Poco a poco se fue extendiendo hasta llegar a ser una bebida popular en la noche valenciana de los años 70. Hoy en día sigue siendo una bebida popular y característica de Valencia.

Este cóctel, el Agua de Valencia, consiste en la mezcla de los siguientes ingredientes: zumo de naranja, cava o champán, vodka y ginebra. También se le puede añadir azúcar para endulzar más.

¿En qué consiste este Taller de Agua de Valencia?

Se trata de aprender a hacer este cóctel valenciano. Para ello el ingrediente principal es, sin duda, la naranja. Y qué mejor lugar que este huerto para recolectar manualmente las naranjas que vamos a utilizar para confeccionar el Agua de Valencia. Nos adentraremos en el campo de naranjos para coger las mejores naranjas.

Una vez disponemos de todos los ingredientes procedemos a realizar la mezcla. Primero el zumo de naranja natural recién exprimido. Después le añadimos la misma cantidad de cava o champán. Continuamos con el vodka y la ginebra, le añadiremos la mitad de la cantidad de zumo y de champán de cada uno. Para finalizar, y a gusto de cada uno, le podemos añadir azúcar. Vamos mezclando despacio los ingredientes conforme los vamos añadiendo y lo dejamos enfriar.

Es muy importante degustar el cóctel de Agua de Valencia bien frío.

Con este Taller de Agua de Valencia aprenderás a realizar este cóctel tan popular en tierras valencianas. Pondrás a prueba todos tus sentidos, la vista, el tacto, el gusto, el olfato y el oído en esta Ruta de la Naranja y Taller de Agua de Valencia que no olvidarás.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *