CERÁMICA DE MANISES

Manises es un municipio Valenciano de 35.000 habitantes, ha estado vinculado con la Cerámica desde la época Almohade (s.XII-XIII). Si hay una industria que puede describir a la perfección la historia de esta localidad, esa es la cerámica. Su producción ha reflejado las distintas variantes del arte según la época de fabricación. La cerámica es un bien de interés cultural por todo el mundo, por poner un ejemplo, el magnate estadounidense William Hearst tenía una colección de Cerámica de Manises en su mansión.

 

-HISTORIA DE LA CERÁMICA DE MANISES I TÉCNICAS

La ciudad empezó a ser conocida internacionalmente por la producción de lozas y azulejos elaborados desde el s.XIII hasta la actualidad. Destacan entre su larga trayectoria en el sector la azulejería y la loza dorada de los s. XIV al XVI, la azulejería y la loza polícroma del s.XIX, y la cerámica modernista del primer tercio del s.XX. El sector alcanzó su máximo desarrollo industrial entre los años 1920 y 1970.

Como técnica principal y más conocida cabe destacar el Socarrat, son un tipo de piezas cerámicas, decoradas con gran sencillez y servían para decorar las techumbres de edificios durante los siglos XIV-XVI.

Se trata de una loseta de barro cocida a la que se aplicaba una capa de cal, decorando sobre esta con colores rojo oscuro y negro, en crudo. Carecía de segunda cocción, y se colocaban entre las vigas de madera de los techos y en los aleros.

Los alfareros de Manises eran ya conocidos durante la época Romana, pero fue el periodo islámico el que los dotó de un mayor nombre y reconocimiento. A raíz de la alfarería gótico-mudéjar, las artes decorativas se vieron influenciadas por la rama oriental y saldrían excelentes ejemplares de cerámica decorados en azul o en un reflejo metálico. Tenemos que destacar también la azulejería producida por los alarifes moriscos en ese mismo periodo, del cual el museo de la ciudad expone un amplio abanico de estos pavimentos.

La técnica del reflejo dorado fue uno de los secretos mejor guardados. Se basaba en tres cocciones, la última de ellas, con una mezcla de plata, cobre y solución de vinagre, en un horno con atmósfera reductora que es el que proporciona ese reflejo dorado tan característico. Posteriormente, las piezas se decoraban a mano.

En relación a las formas de las piezas, destacan los platos de gran tamaño denominados ‘’de xapelet’’, las escudillas con oreja, los mieleros, los botes farmacia y las jarras con cuerpo globular y cuello cilíndrico.

Durante el siglo XVI, en la denominada ‘’serie morisca’’, se producen unos cambios en la calidad de producción, las paredes aumentan de grosor, los fondos lucen un esmalte más cremoso y se observa un retroceso en la calidad metálica del vidriado. Además, se deja de utilizar el torno para la creación de las piezas y se empieza a utilizar el molde. En relación a la decoración, se continuó utilizando el dorado, y solo a finales de siglo, reaparece el azul para subrayar los motivos en relieve, que se realizaban presionando.

En relación a las características de los siglos XVII y XVIII, se aprecia una máxima decadencia en el proceso de fabricación, hasta el punto de evolucionar hacia series populares, en las que se empieza a reducir tamaños buscando una resistencia mayor, para lo que se utilizan piezas más gruesas.

En cuanto a la decoración, el color dorado deja paso a unas tonalidades rojizas, y respecto a los motivos decorativos destacan lo que se conoce como hojas arriñonadas y aserradas, que cubrían la totalidad de la pieza. Por otro lado, en referencia a la representación figurada, se limitó a animales aislados como gallos, águilas o pardalots, dibujados con los ojos muy abiertos y cubriendo casi la totalidad de la pieza.

En el siglo XIX, la cerámica de Manises continuó con sus producciones clásicas, aunque de menor calidad, y se pasó a la elaboración de piezas populares, los más conocidos como platos de demanda.

Como principales clientes de estos materiales cabe destacar a Francia y al Reino de Nápoles, donde la corte de Alfonso el Magnánimo se convirtió en un gran escaparate para los productos valencianos. También cabe destacar a los papas Calixto III y Alejandro VI que incorporaron algunos de estos productos a las salas del Vaticano.

 

-EL SECTOR DE LA CERÁMICA EN LA ACTUALIDAD

Como ya hemos comentado este producto se convirtió en el motor económico de la ciudad y hacia finales del siglo XIX, el municipio contaba con 56 fábricas dedicadas al sector. Durante la primera mitad del siglo XX el crecimiento no fue muy elevado, pero en los años 50 hubo un gran aumento en el número de fábricas pasando a un periodo de altibajos durante los años 60 a 80.

Actualmente permanecen en activo 19 pequeñas industrias, 11 empresas auxiliares, 9 artesanos individuales y 5 tiendas de cerámica. Cabe destacar que estas empresas autuales tienen un volumen de negocio bastante pequeño debido a que se tratan de empresas familiares.

 

-PATRIMONIO DE MANISES EN NUESTROS DÍAS

En relación al patrimonio cultural derivado de la industria de la cerámica que nos ha llegado hasta nuestros días, cabe destacar los restos arqueológicos del ‘’Barri d’Obradors’’, cerámica aplicada en la arquitectura popular, Iglesia de San Juan, fachadas de antiguas fábricas de cerámica,etc. Y por supuesto el Museo municipal de la Cerámica de Manises.

También durante las fiestas patronales de la ciudad, Santas Justa y Rufina, cabe destacar la ‘’Festa i Cavalcada de la Ceràmica’’ como un símbolo muy importante de la ciudad.

-NUESTRA VISITA A MANISES

Esta visita está dividida en dos partes, primero haremos una visita por la ciudad visitando los monumentos más destacados y después para finalizar realizaremos un Taller de Cerámica que es una experiencia única ya que trabajaremos con un maestro artesano.

-EN LA CIUDAD:

Para una primera toma de contacto con la historia y el patrimonio cerámico visitaremos el Museo de Cerámica que está ubicado en una casa señorial del siglo XVIII que aporta un mayor interés a la visita. Dentro del palacio, destaca la cocina-comedor que se encuentra en la primera planta que es el original que había en el siglo XVIII.

A continuación, de camino al taller de cerámica pasearemos por el histórico ‘’Barri d’Obradors’’ el cual ha concentrado durante siglos la mayor parte de la producción de la cerámica de Manises. Entre sus calles se encontraban casi la totalidad de las fábricas y talleres de la ciudad. Aunque hoy en día no son muchas las fábricas que quedan en pie en este barrio, nos acerca a vivir lo que podía ser esta tradición durante sus años de mayor auge.

-TALLER DE CERÁMICA:

Finalmente llegamos a la última parada de nuestro recorrido, el taller. Cuando llegas a la puerta todavía no te imaginas que dentro de ese lugar se produzca magia. Se trata de un taller, en el que sus artesanos trabajan creando y produciendo auténticas obras de arte. Por ejemplo, trabajan con chefs con Estrellas Michelin diseñando obras únicas para sus restaurantes.

Además, en este taller se trabaja desde un punto de vista diferente centrándose en nuevas técnicas vanguardistas y nuevas tendencias. Una vez conozcamos la teoría será el momento de ponerse manos a la obra. El taller consta de dos partes: el modelado y la técnica rakú.

-MODELADO:

En esta fase se manipula una pieza o trozo de barro. El objetivo es que nuestra imaginación fluya y transmitirlo a la pieza que vamos a modelar. Así sentiremos el barro y nos pondremos en la piel del artesano durante unos minutos y sabremos lo que ellos sienten cuando confeccionan sus obras.

-TÉCNICA RAKÚ:

Esta técnica se desarrolló en Japón y está relacionada con la ceremonia del té. Primero pintaremos las piezas de cerámica con distintos óxidos dejando que la creatividad de cada uno haga una pieza única. Una vez pintadas, las piezas se introducen en un horno de leña donde confluirán los cuatro elementos de la naturaleza: tierra, agua, aire y fuego. Esta técnica está muy relacionada con las técnicas y creencias Zen.

Al sacar las piezas del horno descubriremos un resultado inesperado. Esta será el mejor recuerdo que se podrán llevar los participantes en esta experiencia única.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *