Valencia, Ciudad de la Seda 2016 por la UNESCO

 

Todos hemos oído hablar de la legendaria Ruta de la Seda, la vía por la que se comercializaba la Seda desde Oriente a Occidente que comienza en China desde el siglo I a.C. llegando hasta los reinos hispánicos en el siglo XV. Fue una compleja red de rutas comerciales en las que se intercambiaban bienes, tradiciones y culturas.

Ya desde la época musulmana (siglo VIII), en todo el Al-Andalus, la manufactura de la seda adquiere mucha importancia y prestigio. Pero es en el siglo XV cuando llega a su máximo esplendor en Valencia, tanto que fue el comercio más importante hasta el punto que el edifico más emblemático de la ciudad, La Lonja de los Mercaderes, recibe también el nombre de la Lonja de la Seda.

En el siglo XV nace el Gremio de Velluters o Gremio de los Sederos. La palabra velluter proviene de vellut, que significa terciopelo, siendo San Jerónimo (el primer cardenal en introducir la seda en su vestimenta) su patrón y el del Colegio del Arte Mayor de la Seda. Los maestros sederos del gremio se aglutinan alrededor del Colegio en el Barri de Velluters. En las casas se reservaba la planta alta para vivienda-taller donde instalaban los telares mientras que la cría del gusano se hacía en alquerías situadas fuera de la ciudad en las que se reservaba la planta alta sólo para ese menester.

Para llegar a Maestro Sedero se empezaba por ser aprendiz, después oficial y tras cinco años y previo examen teórico-práctico se accedía a esa máxima cualificación dentro del Gremio.

La Lonja de la Seda es el edificio gótico civil mejor conservado de Europa y Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Es una obra maestra de la arquitectura civil medieval llevada a cabo por Pere Compte en el siglo XV. Y es que Valencia ya tenía una antigua lonja, mucho más pequeña, que se situaba detrás de la actual. Pero Valencia alcanza tal desarrollo económico, artístico, intelectual y social, que necesita una lonja más grande y la construyen de acuerdo con su por entonces estatus y poder. De hecho el puerto de la ciudad llega a ser el más importante de todo el Mediterráneo y en gran parte fue gracias al comercio de la Seda.

El Colegio del Arte Mayor de la Seda, Monumento Histórico Artístico, ha sido rehabilitado y restaurado para ser convertido en lo que es hoy en día el Museo de la Seda. Uno de los edificios más destacados de la ciudad, del siglo XV, tanto por su arquitectura y riqueza patrimonial como por su aportación a nuestra cultura y tradición.

En su interior encontramos frescos, murales, mosaicos y suelos de cerámica en balcones y salones siendo uno de los más espectaculares el llamado “suelo de la Fama”. Además el colegio tiene en su haber valiosa documentación catalogada de los siglos XV al XIX, telas clásicas valencianas de los siglos XVII y XVIII en sus salones y más material textil. Tal ha sido la cálida acogida del recientemente inaugurado Museo que ha sumado seis mil visitas en su primer mes.

El Museo de la Seda tiene una tienda muy especial, Espai Seda, donde se encuentran artículos exclusivos realizados artesanalmente por los asociados del Colegio. Todo lo que se recauda va destinado a la rehabilitación y mantenimiento del edificio y de los fondos patrimoniales sederos colaborando activamente en la recuperación de este único y excepcional legado que nos dieron nuestros antepasados sederos.

No puedes dejar pasar la oportunidad de hacer esta ruta y conocer más nuestra historia y cultura.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *